Anuncian el segundo caso en la historia de un paciente al que le “eliminan” el VIH

El VIH de un paciente en Reino Unido ya no puede detectarse después de realizarle un trasplante con células madre.

Este hito de la medicina se ha conseguido solo una vez más, informaron los médicos a la revista científica Nature.

El paciente, de Londres, estaba recibiendo tratamiento contra un cáncer y ya hace 18 meses que el virus del VIH se encuentra en estado de remisión en su organismo. Todo a pesar de que ya no está tomando antirretrovirales.

Los investigadores dicen que es demasiado pronto para decir que el paciente está “curado” del VIH y reconocen que la terapia aplicada es muy específica como para que se pueda tratar de forma genérica a la inmensa mayoría de personas con VIH.

Pese a todo, creen que sí puede dar pistas para encontrar algún día la cura definitiva para el VIH.

¿Cómo funciona?

El tratamiento utiliza la mutación genética de un donante resistente al VIH. El CCR5 es el receptor más común que la cepa VIH-1 del virus – la dominante en el mundo- usa para entrar en nuestro cuerpo.

Pero las personas resistentes al VIH tienen dos copias mutadas del receptor CCR5, lo que impide al virus penetrar en las células del cuerpo.

El paciente, varón y cuya identidad no fue revelada, recibió células madre de un donante con esta mutación genética específica y logró hacerse también resistente al VIH.

Pese a todo, su cuerpo puede mantener una reserva de células portadoras del VIH en estado de reposo durante muchos años.

El hombre fue diagnosticado con VIH en 2003 y contrajo linfoma de Hodgkin (un tipo de cáncer) en 2012.

Se sometió a quimioterapia para tratar el linfoma y, además, se le implantaron células madre de un donante resistente al VIH. Eso, de acuerdo con los científicos, hizo que tanto el cáncer como el VIH entraran en remisión.

Los investigadores del University College London (UCL), Imperial College London, Universidad de Cambridge y Universidad de Oxford participaron en el caso de este paciente.

Fuente

Miles de personas paradas bajo la lluvia por horas para donar células madre, ¡la historia que todo el mundo debe conocer!

Las personas que padecen enfermedades potencialmente mortales pueden ser tratadas con un trasplante de médula ósea, se denomina trasplante de células madre.

Un total de 4,855 personas permanecieron en fila bajo la lluvia durante horas, para ver si alguno de ellos poseía la combinación de células madre compatible un niño que está luchando contra el cáncer.

Oscar Saxelby-Lee, de 5 años, tiene leucemia linfoblástica aguda. Los médicos informaron a su familia que solo tiene tres meses para encontrar un donante que le ayude a curar su cáncer.

Los padres de Oscar, Olivia Saxelby y Jamie Lee, lanzaron un llamamiento para encontrar un donante apropiado después del diagnóstico. Su objetivo era lograr que la mayor cantidad posible de personas se inscribiera en un registro de donantes de células madre de la sangre como parte de una campaña llamada “Mano a mano para Oscar”.

Sin dejarse intimidar por las fuertes lluvias, casi 5,000 personas formaron una fila fuera de la escuela de Oscar, que organizó la campaña especial para que los posibles donantes den una muestra de hisopo y donen sangre para ser evaluados y considerados en caso de que sean compatibles.

Fuente


Parche de terapia de Células Madre para la degeneración macular ve la luz del día

Una nueva investigación en el campo de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) podría dar a la terapia con células madre la oportunidad de pasar al siguiente nivel a través de un ensayo clínico que puede ser el primero de su tipo.

El trabajo, publicado en un artículo titulado “Parche de epitelio pigmento de la retina derivado de células madre de grado clínico rescata la degeneración de la retina en roedores y cerdos” se publicó en Science Translational Medicine el 16 de enero.

Usando una nueva terapia basada en células madre específica para el paciente, los investigadores del Instituto Nacional del Ojo (NEI, por sus siglas en inglés) evitaron la ceguera en modelos animales de atrofia geográfica, la forma avanzada “seca” de DMAE, que es una de las principales causas de pérdida de visión entre las personas de edad. 65 años y mayores.

Los protocolos establecidos por el estudio en animales preparan el escenario para un primer ensayo clínico en humanos que evalúa la terapia en personas con atrofia geográfica, para la cual actualmente no hay tratamiento. “Si el ensayo clínico avanza, sería el primero en probar una terapia basada en células madre”, dijo Kapil Bharti, PhD, investigador de Stadtman en la unidad NEI sobre investigación traslacional de células madre y oculares.

Los autores escribieron que “se ha demostrado que el trasplante autólogo de células madre pluripotentes (iPSC) – epitelio pigmentario retiniano (RPE) derivado mejora la función visual en modelos animales de DMAE y actualmente se está probando en pacientes humanos”.

La terapia consiste en tomar las células sanguíneas de un paciente y, en un laboratorio, convertirlas en células iPS, que están programadas para convertirse en células RPE, el tipo de célula que muere temprano en la etapa de atrofia geográfica de la degeneración macular. Las células RPE nutren fotorreceptores, las células sensibles a la luz en la retina. En la atrofia geográfica, una vez que las células RPE mueren, los fotorreceptores también mueren, lo que resulta en ceguera. La terapia es un intento de reforzar la salud de los fotorreceptores restantes mediante la sustitución del RPE agonizante por el RPE derivado de iPSC.

Los investigadores tomarán las células sanguíneas del paciente y, en un laboratorio, las convertirán en células iPS capaces de convertirse en cualquier tipo de célula en el cuerpo. Las células iPS luego se programan para que se conviertan en células epiteliales pigmentadas de la retina, el tipo de célula que muere temprano en la forma de atrofia geográfica de AMD. [Instituto Nacional del Ojo]
Antes de ser trasplantados, el RPE derivado de iPSC se cultiva en pequeñas láminas de una célula de grosor, replicando su estructura natural dentro del ojo. Esta monocapa de RPE derivado de iPSC se cultiva en un andamio biodegradable diseñado para promover la integración de las células dentro de la retina. Se construyó una herramienta quirúrgica especialmente diseñada para la tarea de insertar el parche de células entre el RPE y los fotorreceptores.
Una imagen de micrografía electrónica de barrido muestra una monocapa de RPE polarizada en un andamio biodegradable. La imagen está coloreada para resaltar el andamio en azul, tres células RPE (marrón) y el proceso apical de las células en monocapa RPE son de color verde claro.

Una preocupación sobre el uso de iPSCs es la posibilidad de mutaciones oncogénicas que pueden ocurrir durante el proceso de reprogramación celular. En este documento, Ruchi Sharma, PhD, y sus colegas en el NEI utilizaron células de sangre periférica CD34 + de pacientes con AMD para generar iPSC de grado clínico libre de mutaciones oncogénicas de tres pacientes con AMD. Estas células se utilizaron para la producción de parches de células de RPE de grado clínico. Los autores escribieron que, “en comparación con las células RPE en suspensión, nuestro enfoque de andamio biodegradable mejoró la integración y la funcionalidad de los parches de RPE en ratas y en un modelo de lesión por RPE porcino inducida por láser que imita las afecciones oculares similares a la AMD”. Las células han mantenido la promesa de una cura.
El trasplante de los parches de RPE en modelos de roedores y cerdos de degeneración retiniana mostró efectos terapéuticos. La inmunotinción confirmó que el RPE derivado de iPSC expresaba el gen RPE65, lo que sugiere que las células fabricadas en el laboratorio habían alcanzado una etapa crucial de madurez necesaria para mantener la salud de los fotorreceptores. RPE65 es necesario para la regeneración del pigmento visual dentro de los fotorreceptores y es un componente esencial para la visión. Pruebas adicionales mostraron que las células de RPE trasplantadas eran fotorreceptores de poda mediante fagocitosis, otra función de RPE que ayuda a mantener saludables a los fotorreceptores. Además, las respuestas eléctricas registradas de fotorreceptores rescatados por parches de RPE fueron normales; mientras que los fotorreceptores tratados con un andamio vacío de control habían muerto.

Durante décadas, las células madre han mantenido la promesa de una cura. Los autores sugirieron que el proceso de producción presentado en este documento podría acelerar el desarrollo de terapias de células madre derivadas de iPSC más seguras. La planificación de un ensayo clínico de Fase I que evalúa la seguridad de la terapia basada en iPSC para la atrofia geográfica está en marcha y se iniciará después de la aprobación de la FDA de los EE. UU.

Fuente

Segundo paciente sin rastro de VIH tras un trasplante de Células Madre

Este caso, similar al del ‘paciente de Berlín’, lleva 18 meses libre del virus sin antirretrovirales.

El virus del VIH es un as del camuflaje. Infecta las células sanas y se integra en su material genético para pasar desapercibido y no dar la cara. Se esconde en las propias células infectadas e impide al sistema inmune encontrarlo y eliminarlo. Esa es su mejor táctica de supervivencia y no le va mal. Los antirretrovirales para combatirlo cada vez son más eficaces, tienen menos efectos secundarios y reducen a la mínima expresión el virus. Pero el VIH nunca desaparece del todo y quedan, en una especie de guarida donde cobijarse (reservorio viral), células infectadas latentes en el organismo. Por eso la cura, hoy por hoy, no existe. Excepto en un caso —el llamado paciente de Berlín, Timothy Brown, que lleva 11 años sin VIH tras un trasplante de células madre— y un segundo en ciernes: un consorcio internacional, en el que participa el centro de investigación IrsiCaixa de Barcelona, ha identificado otro paciente que, tras un trasplante de células madre, dejó de tomar los antirretrovirales y lleva 18 meses sin VIH detectable. Los médicos, prudentes, aún hablan de remisión, no de curación.

“Es algo increíble. El paciente de Berlín no fue una anécdota. Tenemos un segundo caso. No queremos hablar de curación, pero en los otros casos donde se interrumpió el tratamiento el virus rebrotó”, celebra Javier Martínez-Picado, investigador de IrsiCaixa y colíder del consorcio internacional IciStem, que ha publicado el hallazgo en la revista Nature. Con sus diferencias, este caso replica lo logrado con el paciente de Berlín, Timothy Brown, el hombre seropositivo al que, tras someterse a un trasplante de médula —donde se encuentran las células madre— para curarle una leucemia, se le retiró el tratamiento antirretrovirales y el VIH, lejos de rebrotar, desapareció.

En el trasplante estuvo entonces parte de la clave que explica el caso de Brown. El tratamiento para leucemias como la suya u otras dolencias hematológicas similares empieza con una potente quimioterapia que destruye la médula ósea, donde se encuentra el tumor maligno y que es, a su vez, uno de los reservorios del VIH. La quimio fulmina, al mismo tiempo, las células tumorales y las células infectadas latentes. Luego, con un trasplante de células madre de un donante sano, se reconstruye la médula con un ejército de células sanas, se cura la dolencia hematológica y se elimina el VIH.

Pero además del factor decisivo que fue el trasplante, Brown tenía la particularidad de que portaba una mutación en uno de los dos alelos del gen CCR5 Delta 32, un error genético que impide al virus penetrar en la célula. Cuando la mutación, que afecta al 1% de la población europea, está en los dos alelos de cada gen, el VIH no puede abrir las compuertas para entrar en la célula. A Brown se le trasplantaron células madre de un donante que tenía esa mutación y ya lleva 11 años sin rastro del virus.

El nuevo caso es un hombre de Reino Unido al que se le diagnosticó la infección por VIH en 2003. En 2012 inició el tratamiento antirretroviral y, al poco tiempo, se le diagnosticó un linfoma de Hodgkin. En 2016 se sometió a un trasplante de células madre. A diferencia de Brown, este paciente no tenía ninguna copia errónea del gen CCR5 Delta 32, pero sí se le trasplantaron las células de un donante con esta mutación. 16 meses después de la intervención, los médicos del hospital londinense donde fue atendido le retiraron el tratamiento antirretroviral y, desde entonces, suma un año y medio libre del virus.

No se ha observado la presencia del VIH en el paciente de Londres ni con las herramientas de detección más precisas que hay. De hecho, precisamente esa era la aportación de IrsiCaixa, medir la carga viral del paciente con los dispositivos más sensibles. “Analizamos cómo su serología y sus anticuerpos van desapareciendo, de forma similar a lo que se observó en el paciente de Berlín. En una persona con VIH, si se para el tratamiento, el virus rebrota a partir de dos semanas. Pero en este caso, 18 meses después, esta persona se mantiene indetectable”, apunta la doctora María Salgado, coautora del estudio. Irsicaixa, impulsado por La Caixa y la Generalitat de Cataluña, es el único centro español que ha participado en el estudio.

Pese a la euforia por este hallazgo, los médicos matizan que los resultados aún “no son escalables” a la población general con VIH y mucho menos es factible realizar un trasplante de médula para curar el VIH. “Este tipo de trasplante es un procedimiento de alto riesgo y solo está recomendado para enfermedades hematológicas graves. No tiene sentido someter a riesgo de muerte a un paciente con una esperanza de vida normal con VIH, solo para decir que se ha curado del virus”, zanja Bonaventura Clotet, director de IrsiCaixa. De hecho, en la elección del donante en un paciente con VIH prima, como en cualquier otro caso, la compatibilidad y la probabilidad de éxito de curación de la enfermedad hematológica, no la coincidencia de que el donante tenga la mutación del gen CCR5 Delta 32. “El objetivo no es hacer trasplantes de células madre a los pacientes con VIH, sino buscar mecanismos de remisión del virus”, agrega Martínez-Picado.

Los expertos señalan además que, aparte de la influencia del trasplante y de la presencia de la mutación, hay otros factores que pueden favorecer la desaparición total del virus. Por ejemplo, el síndrome del injerto contra huésped, que padecieron sendos pacientes de forma transitoria. Esta dolencia se produce tras el trasplante cuando las células del donante atacan a las del receptor. Los investigadores sospechan que las células sanas del donante podrían fulminar, también, los linfocitos infectados dormidos que forman los reservorios y ayudar, involuntariamente, a hacer desaparecer el virus.

Fuente

Una mujer de Alaska con EM dice que el tratamiento con Células Madre la ha dejado “prácticamente sin síntomas”

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple o esclerosis múltiple, es una enfermedad del sistema nervioso que afecta el cerebro y la médula espinal. Los informes estiman que 2,3 millones de personas viven con EM en todo el mundo, pero ¿cuáles son los síntomas y cómo se trata la EM?

Una joven madre de Anchorage, Alaska, a quien se le diagnosticó esclerosis múltiple (EM) hace más de 10 años, dice que un tratamiento experimental con células madre la dejó “prácticamente sin síntomas”.

Amanda Loy tenía 27 años cuando le diagnosticaron la enfermedad por primera vez, que generalmente afecta el cerebro y la médula espinal, también conocida como sistema nervioso central. La EM puede ser debilitante y actualmente no hay cura, según la Federación Internacional de Esclerosis Múltiple.

ACTRESS SELMA BLAIR, 46, REVELA EL DIAGNÓSTICO DE MS: ‘YO SOY DISCAPACITADO’

Después de su diagnóstico, Loy le dijo a KTVA que probó diferentes tratamientos para aliviar los síntomas de la EM, que pueden incluir entumecimiento o debilidad en los brazos o piernas, visión doble, mareos y temblores, entre otros signos.

“En ese primer año, siento que tuve todas estas grandes mejoras de mis síntomas, de modo que uno por uno, dejé de tomar todos los medicamentos que tomaba antes”.

– Amanda Loy

“Fue difícil tener un hijo pequeño. En ese momento, teníamos escaleras en nuestra casa, así que cargarlo arriba y abajo me preocupó porque me caí mucho”, dijo a la estación de noticias, agregando que su equilibrio empeoró con el tiempo y Ella también comenzó a tener problemas con su vejiga.

Con la esperanza de encontrar alivio, Loy finalmente viajó a Northwestern Medicine en Chicago, donde un médico del establecimiento, Richard Burt, estaba realizando un estudio que involucraba inyectar a pacientes con EM recurrente con sus propias células madre. La EM recurrente-remitente (EMRR) es un tipo de EM que se “caracteriza por ataques claramente definidos de síntomas neurológicos nuevos o en aumento. “Estos ataques, también llamados recaídas o exacerbaciones, son seguidos por períodos de recuperación parcial o completa (remisiones)”, explica en línea la National Multiple Sclerosis Society.

El estudio, que se publicó esta semana en el diario de la Asociación Médica Americana, involucró a 110 pacientes con EMRR. Algunos pacientes en el estudio recibieron tratamiento farmacológico para su afección, mientras que otros recibieron el procedimiento de células madre de una sola vez. Para el último grupo, algunas de las células madre de los pacientes se recolectaron antes de que se sometieran a “varias” rondas de quimioterapia para debilitar deliberadamente su sistema inmunológico, informó KTVA. Luego, los médicos inyectaron las células madre en los pacientes para reconstruir su sistema inmunológico.

Loy, que se sometió al procedimiento de células madre en 2012, encontró alivio casi de inmediato.

“Antes de irme del hospital, ya no tomaba uno de mis medicamentos para la vejiga”, dijo Loy, y observó que sus síntomas seguían mejorando con el tiempo.

“Eran pequeñas cosas. Como si no tuviera que sentarme para vestirme”, agregó. “En ese primer año, siento que tuve todas estas grandes mejoras de mis síntomas, de modo que uno por uno, dejé de tomar todos los medicamentos que tomaba antes”.

Años después, ella dice que ahora está “prácticamente libre de síntomas”.

Si bien el estudio señala que se necesita más investigación “para replicar estos hallazgos y evaluar los resultados y la seguridad a largo plazo”, y existe la posibilidad de que la EM de Loy pueda recaer, la mujer de Alaska dice que se siente “afortunada” de que el tratamiento haya resultado exitoso para ella.

“No funciona para todos, así que me siento muy afortunado de que me haya funcionado”, dijo Loy, quien ahora está entrenando para una maratón, según KTVA.

Fuente

Científicos de EEUU avanzan en el uso de células madre para enfermedades incurables

Este avance ha dado pie al inicio de nuevos tratamientos y futuras pruebas clínicas. Este avance tiene el potencial de ayudar a curar enfermedades hasta ahora sin cura, como las epidermólisis bulosas, que vuelven la piel más frágil.

 Un grupo de científicos de la Universidad de Colorado ha logrado resultados positivos en un experimento con células madre extraídas de la piel y que tiene “el potencial” de tratar con éxito enfermedades hasta ahora incurables. Los científicos han “reprogramado” células adultas, sanas o enfermas, en células madre pluripotentes (iPSC, en inglés), lo que brinda esperanzas en el tratamiento de graves enfermedades y da pie al inicio de futuras pruebas clínicas. Según señaló Ganna Bilousova, del Centro Gates de Medicina Regenerativa, del campus médico Anschutz de la Universidad de Colorado, y una de las responsables de las investigación, las pruebas desarrolladas han permitido solventar la ineficacia registrada hasta la fecha a la hora de crear células madre a partir de células adultas. Bilousova precisó que en la actualidad, de cada 1.000 células adultas “sólo una o dos llegan a ser iPSC”, las cuales fueron descubiertas por Shinya Yamanaka en 2006 y que posteriormente le valieron al investigador recibir el premio nobel de Medicina.

“Los investigadores en Colorado han encontrado una manera que acelera dramáticamente ese proceso a la vez que mejora la seguridad de esta tecnología para aplicaciones clínicas”, puntualizó Bilousova.

 En este experimento, cuyos resultados fueron publicados el pasado 21 de febrero en la revista especializada Nature Communications, los investigadores se enfocaron en enfermedades de la piel y en reprogramar células, sanas o enfermas, es decir, reactivar ciertos genes no activos en células adultas para transformar a esas células en iPSC.

El nuevo método permite contar con una cantidad ilimitada de células propias del paciente, generar las iPSC fuera del cuerpo, manipularlas genéticamente, convertirlas en células de varios tipos y trasplantarlas al paciente, o usarlas para futuras investigaciones médicas. El avance se logró porque no se buscó la manera de mejorar los métodos ya existentes, dijo Bilousova, sino que se decidieron a usar las moléculas del ácido ribonucleico (ARN) para acelerar la transformación (“reprogramación”) de las células adultas.

“Nos sorprendimos al descubrir cómo simples manipulaciones del tiempo y de las dosis de las moléculas de ARN pueden afectar la eficiencia de la reprogramación”, dijo la investigadora. Agregó que el proceso es ahora menos tóxico y tan preciso que puede aplicarse a una sola célula. Dennis Roop, director del Centro Gates de la universidad y otro de los líderes de la investigación, cree que el avance tiene el potencial de ayudar a desarrollar terapias basadas en células madres adulta “para curar enfermedades hasta ahora sin cura, como las epidermólisis bulosas” (EB), que vuelven la piel más frágil.

Este grupo de enfermedades afectan a entre 25.000 y 50.000 personas solo en Estados Unidos y a medio millón de personas en el resto del mundo, según DEBRA Internacional, la asociación global que investiga las epidermólisis bulosas. “No existen terapias efectivas para EB, y la tecnología iPSC brinda la oportunidad de desarrollar una terapia correctiva permanente basada en células madre para estas graves enfermedades que producen ampollas en la piel”, señaló Gates en un comunicado de la institución difundido esta semana.

La Universidad de Colorado estima que los resultados de su investigación permitirá obtener la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) de Estados Unidos para iniciar las pruebas clínicas, lo que constituiría el primer método en base a iPSC que “sale del laboratorio”. Para acelerar los estudios, la Universidad de Colorado ha firmado un convenio de colaboración con la Universidad Stanford y la Universidad Columbia, con las que ha establecido un consorcio para el futuro tratamiento efectivo de las enfermedades epidermólisis bulosas en base a células pluripotentes.

Fuente

Crean espermatozoides a partir de Células Madre extraídas de los testículos

Desarrollados por investigadores chinos. El resultado son espermátides humanos, células precursoras inmediatas de espermatozoides.

Un equipo de investigadores chinos ha dado a conocer una nueva técnica que permite obtener espermátides humanos (células precursoras inmediatas de espermatozoides, capaces de fecundar un óvulo) a partir de células madre extraídas de los testículos. La nueva técnica culmina la línea de investigación de la espermatogénesis humana in vitro iniciada en 1998 por los doctores Jan Tesarik y Carmen Mendoza, que lograron el nacimiento del primer niño del mundo a partir de espermátides obtenidos por el cultivo in vitro, según informa en una nota la Clínica MAR&Gen de Granada.

Los dos científicos habían publicado previamente un estudio en el que aseguraban que los espermátides pueden fecundar óvulos humanos, del mismo modo que los espermatozoides maduros. Según el doctor Tesarik, director de la Clínica MAR&Gen, “el desarrollo de un sistema de cultivo, realizado por el equipo chino, permite realizar en el laboratorio el proceso completo de espermatogénesis, desde el inicio hasta la formación de células capaces de fecundar óvulos, lo que amplía las actuales fronteras de la fertilidad masculina”. 20 años de investigación Las técnicas desarrolladas hace 20 años por el equipo Tesarik/Mendoza permitieron ser padres a algunos hombres incapaces de formar espermatozoides espontáneamente. Pero no a todos. Queda por determinar si las células madre se pueden encontrar en todos los hombres con ausencia completa de espermatogénesis o, por lo menos, en la mayoría de ellos. “Si es así -concluye Tesarik- podremos hablar de una verdadera revolución en el tratamiento de esterilidad masculina”.

Investigadores japoneses dan un paso más en el cultivo de riñones con Células Madre

Han logrado desarrollar con éxito riñones de ratón dentro de ratas. Crean espermatozoides a partir de células madre extraídas de los testículos. Científicos de EEUU avanzan en el uso de células madre para enfermedades incurables. OPINIÓN:  ¿Van a quedarse sin trabajo los trasplantadores? Colonia de células madre pluripotenciales. CMRB – ARCHIVO Investigadores del Instituto Nacional de Ciencias Fisiológicas de Japón han desarrollado con éxito riñones de ratón funcionales dentro de ratas con solo unas pocas células madre de donantes. Los resultados del trabajo se publicarán en un próximo número de Nature Communications.

Para los pacientes con enfermedad renal en etapa terminal, un trasplante de riñón es la única esperanza para recuperar la calidad de vida. Sin embargo, muchos de estos pacientes nunca se someterán a una cirugía de trasplante debido a una escasez crónica de riñones de donantes Por eso los científicos han estado trabajando en formas de cultivar órganos sanos fuera del cuerpo humano. Uno de estos métodos, llamado complementación con blastocistos, ya ha producido resultados prometedores. Los investigadores toman blastocistos, los grupos de células formados varios días después de la fertilización del óvulo, de animales mutantes a los que les faltan órganos específicos y les inyectan células madre de un donante normal, no necesariamente de la misma especie.

Entonces, las células madre se diferencian para formar todo el órgano faltante en el animal. El nuevo órgano conserva las características del donante original de células madre y, por lo tanto, potencialmente puede usarse en la terapia de trasplante. “Anteriormente, utilizamos la complementación con blastocistos para generar páncreas de ratas en ratones mutantes apancreáticos”, explica el autor principal del nuevo estudio Teppei Goto, “por lo tanto, decidimos investigar si podría usarse este método para generar riñones funcionales, que tendrían una aplicación mucho mayor en la medicina regenerativa debido a la alta demanda de donantes”.

Los intentos iniciales de los investigadores de cultivar riñones de rata en ratones no tuvieron éxito, ya que las células madre de rata no se diferenciaron fácilmente en los dos tipos principales de células necesarias para la formación de riñón. Sin embargo, cuando se intentó el escenario inverso, las células madre de ratón se diferenciaron eficientemente dentro de los blastocistos de rata, formando las estructuras básicas de un riñón. Después de ser implantados en ratas pseudo-embarazadas, los blastocistos complementados maduraron en fetos normales. Sorprendentemente, más de dos tercios de los neonatos de rata resultantes contenían un par de riñones derivados de las células madre del ratón. La detección adicional mostró que todos los riñones estaban estructuralmente intactos y que al menos la mitad podría producir orina. “Nuestros hallazgos confirman que la complementación de blastocistos interespecíficos es un método viable para la generación de riñones -afirma la autora correspondiente del estudio Masumi Hirabayashi-.

En el futuro, podría usarse este enfoque para generar órganos humanos derivados de células madre en el ganado, lo que podría extender la vida útil y mejorar la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo”.

Fuente

Solcema llevará a cabo su VII Congreso de Células Madre y Medicina Regenerativa y Antiaging en Noviembre del 2020

Con el interés de reorganizar la composición de su Programa Científico, así como para ampliar su  convocatoria atrayendo  a más médicos interesados en esta área de la Medicina en todo el mundo, el VII Congreso Solcema  anunciará  el lugar y la fecha definitiva para la celebración de este importante evento .

Solcema desarrollará este año una serie de actividades en las que participa como aliado de Grupos emprendedores y dando su  Aval  como respaldo a una serie de eventos de reconocido prestigio en América latina.

Solcema  mantendrá su aporte  y respaldo a través de  la divulgación y  el apoyo a los  grupos de profesionales latinoamericanos y del resto del mundo que  aportan  con su trabajo en la organización de encuentros que agrupan a científicos y profesionales de la medicina interesados en dar a conocer las más recientes investigaciones y avances de la Medicina  Regenerativa.

Nos sentimos  altamente comprometidos con los objetivos que sustentan nuestra Organización, dedicando cada vez más esfuerzos  en mejorar la calidad de nuestros programas científicos así como a la divulgación de los acontecimientos más relevantes  y  los avances relacionados con la innovación en la Medicina de HOY.

Dr. Alvaro Skupin, MD, FACP, FCCP
Presidente, Solcema 

Avances en la terapia con Células Madre. Aplicación a la medicina veterinaria

Los trastornos musculoesqueléticos y las heridas abiertas son comunes en la medicina veterinaria.

La osteoartritis afecta a 10 a 12 millones de perros en los Estados Unidos y es la causa más común de dolor crónico en los perros.1 Las lesiones de tendones y ligamentos son comunes en caballos de alto rendimiento y potencialmente más amenazadoras que una fractura en la capacidad atlética del caballo2.

Existe evidencia clínica de que las células madre / estromal (AD-SC) derivadas de un tejido adiposo autólogo pueden mejorar drásticamente la curación de las lesiones y disminuir los procesos degenerativos.

 En medicina veterinaria, hay opciones disponibles para que tanto los practicantes de animales pequeños como los grandes utilicen células madre / estroma derivadas de tejido adiposo autólogo (AD-SC) para promover la curación de las lesiones y la enfermedad articular degenerativa.

 Al proporcionar un soporte biológico vivo para estimular la proliferación y adherencia de las células madre, la disponibilidad de células adicionales se puede mejorar aún más con la adición de plasma rico en plaquetas de alta densidad (HDPRP).

 El potencial de las células madre / estroma, junto con la importante promoción de la inflamación (HDPRP), se reconoce como seguro y eficaz tanto en la atención quirúrgica de la herida abierta como en la colocación guiada.

 La capacidad de preparar un sitio para el injerto de piel mediante la colocación de AD-SC en heridas recalcitrantes de espesor completo acelera la curación y recuperación de defectos grandes y pequeños en animales.

 Los AD-SC tienen un valor significativo en la lesión o enfermedad del tejido musculoesquelético porque hay un agotamiento gradual de las células madre / estromales nativas en las lesiones crónicas o estados degenerativos.

 Varios estudios respaldan la efectividad de los AD-SC para su uso en la reparación de tejidos conectivos y articulaciones, entre otros usos potenciales.

 Continúan los ensayos clínicos veterinarios controlados, que proporcionarán documentación estadística de la seguridad y eficacia de los AD-SC, así como comparaciones de diferentes protocolos para la administración.

 La utilización de AD-SC, con o sin concentrados de HDPRP, ha demostrado ser muy efectiva en varios miles de inyecciones en el uso preclínico y clínico por parte de médicos humanos y veterinarios en los EE. UU. Y en otros lugares.

Caballos

Los veterinarios han utilizado células madre mesenquimales autólogas derivadas de tejido adiposo para tratar lesiones en los tendones y ligamentos y enfermedades de las articulaciones en caballos de forma comercial desde 2003.4 Este procedimiento implica:

 Extracción de una muestra de grasa del animal.

 Muestra enviada a un laboratorio para el procesamiento de células madre / estroma.

 La muestra procesada se devuelve al veterinario tratante para su colocación directa o inyección en el tejido o articulación lesionado.

Los resultados exitosos de este tratamiento se han mostrado en caballos tratados de 2003 a 2008, con: 5-8

 77% volviendo al nivel anterior de desempeño.

 94% estable 1 año o más después del tratamiento para lesiones agudas y crónicas del ligamento suspensorio

 57% con lesiones articulares que regresan al nivel de desempeño previo.

No se informaron eventos adversos sistémicos y menos del 0,5% tuvo reacciones tisulares locales.

Animales de compañía

En 2007, esta tecnología se puso a disposición de los veterinarios de pequeños animales para perros y gatos, con más de 1000 casos de tejido conjuntivo y reparación de articulaciones registrados hasta 2009,9 y una tasa de éxito superior al 80% en ensayos clínicos en caninos controlados con placebo. .10

Recientemente se han puesto a disposición kits de procedimientos de células madre en el consultorio, lo que permite el tratamiento en la clínica o en la granja, según las especies de animales que reciban terapia.

 La totipotencia es la capacidad de una sola célula para dividir y producir todas las células diferenciadas en un organismo, incluidos los tejidos extraembrionarios.

 La pluripotencia se refiere a una célula madre que tiene el potencial de diferenciarse en cualquiera de las 3 capas germinales:

 Endodermo (revestimiento interno del estómago, tracto gastrointestinal, pulmones)

 Mesodermo (músculo, hueso, sangre, urogenital)

 Ectoderm (tejidos epidérmicos, sistema nervioso).

 La multipotencia se refiere a las células que conservan la capacidad de diferenciarse en una variedad de fenotipos celulares derivados de una capa germinal.

Fuente