Células Madres adiposas contra la neumonía causada por Covid-19

Expertos del Hospital Universitario Virgen del Rocío van a probar su eficacia a la hora de reparar el tejido pulmonar.

Especialistas en Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío han iniciado un proyecto de administración de células madres procedentes del tejido adiposo para valorar su efecto antiinflamatorio frente a la neumonía causada por Covid-19. Los investigadores van a probar la eficacia de estas células a la hora de reparar el tejido pulmonar dañado.

El ensayo clínico tiene dos Fases. La Fase 1, en la que seis pacientes han sido tratados, ya ha concluido, y ha servido para comprobar la seguridad y decidir la mejor dosis que se está empleando en la Fase 2. Para este paso se ha establecido un Comité de Seguridad, constituido por expertos en clínica, ética y metodología, que revisó los resultados de la primera fase. En esta fase 2, en marcha actualmente, se han incluido ya siete pacientes.

Las células mesenquimales o células madres tienen unos efectos similares independientemente de su procedencia (médula ósea, tejido adiposo o cordón umbilical). En general, han demostrado poseer un gran número de propiedades inmunológicas únicas y pueden modular la función de distintos componentes del sistema inmunológico (linfocitos T, linfocitos B, células NK y células dendríticas), a la vez que estimulan a las células T reguladoras dando lugar a un cambio desde un estado proinflamatorio a otro antiinflamatorio (mediante la inhibición mediadores inflamatorio y la expresión de factores que facilitan la reparación de los tejidos).

La enfermedad por Covid-19 habitualmente es leve pero aproximadamente entre un 10 y un 15% de los pacientes desarrolla neumonía y precisa ingreso hospitalario. En una primera fase predomina el daño producido por la replicación viral y la respuesta inflamatoria frente a este coronavirus. En un porcentaje más pequeño de pacientes existe una segunda fase en que predomina una respuesta inmunológica e inflamatoria desproporcionada que produce daños exagerado en los pulmones (distréss respiratorio) y en otros órganos que motivan el ingreso en UCI.

Por ello, las células mesenquimales procedentes del tejido adiposo se han utilizado en diversas enfermedades tales como la enfermedad injerto contra huésped después de un trasplante de médula ósea, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn y otras enfermedades autoinmunes refractarias a tratamiento. Por todo ello, en el momento actual es ampliamente aceptado que pueden constituir una herramienta de alto potencial en la medicina regenerativa y terapia celular.

Fuente:

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp