Solcema llevará a cabo su VII Congreso de Células Madre y Medicina Regenerativa y Antiaging en Noviembre del 2020

Con el interés de reorganizar la composición de su Programa Científico, así como para ampliar su  convocatoria atrayendo  a más médicos interesados en esta área de la Medicina en todo el mundo, el VII Congreso Solcema  anunciará  el lugar y la fecha definitiva para la celebración de este importante evento .

Solcema desarrollará este año una serie de actividades en las que participa como aliado de Grupos emprendedores y dando su  Aval  como respaldo a una serie de eventos de reconocido prestigio en América latina.

Solcema  mantendrá su aporte  y respaldo a través de  la divulgación y  el apoyo a los  grupos de profesionales latinoamericanos y del resto del mundo que  aportan  con su trabajo en la organización de encuentros que agrupan a científicos y profesionales de la medicina interesados en dar a conocer las más recientes investigaciones y avances de la Medicina  Regenerativa.

Nos sentimos  altamente comprometidos con los objetivos que sustentan nuestra Organización, dedicando cada vez más esfuerzos  en mejorar la calidad de nuestros programas científicos así como a la divulgación de los acontecimientos más relevantes  y  los avances relacionados con la innovación en la Medicina de HOY.

Dr. Alvaro Skupin, MD, FACP, FCCP
Presidente, Solcema 

Avances en la terapia con Células Madre. Aplicación a la medicina veterinaria

Los trastornos musculoesqueléticos y las heridas abiertas son comunes en la medicina veterinaria.

La osteoartritis afecta a 10 a 12 millones de perros en los Estados Unidos y es la causa más común de dolor crónico en los perros.1 Las lesiones de tendones y ligamentos son comunes en caballos de alto rendimiento y potencialmente más amenazadoras que una fractura en la capacidad atlética del caballo2.

Existe evidencia clínica de que las células madre / estromal (AD-SC) derivadas de un tejido adiposo autólogo pueden mejorar drásticamente la curación de las lesiones y disminuir los procesos degenerativos.

 En medicina veterinaria, hay opciones disponibles para que tanto los practicantes de animales pequeños como los grandes utilicen células madre / estroma derivadas de tejido adiposo autólogo (AD-SC) para promover la curación de las lesiones y la enfermedad articular degenerativa.

 Al proporcionar un soporte biológico vivo para estimular la proliferación y adherencia de las células madre, la disponibilidad de células adicionales se puede mejorar aún más con la adición de plasma rico en plaquetas de alta densidad (HDPRP).

 El potencial de las células madre / estroma, junto con la importante promoción de la inflamación (HDPRP), se reconoce como seguro y eficaz tanto en la atención quirúrgica de la herida abierta como en la colocación guiada.

 La capacidad de preparar un sitio para el injerto de piel mediante la colocación de AD-SC en heridas recalcitrantes de espesor completo acelera la curación y recuperación de defectos grandes y pequeños en animales.

 Los AD-SC tienen un valor significativo en la lesión o enfermedad del tejido musculoesquelético porque hay un agotamiento gradual de las células madre / estromales nativas en las lesiones crónicas o estados degenerativos.

 Varios estudios respaldan la efectividad de los AD-SC para su uso en la reparación de tejidos conectivos y articulaciones, entre otros usos potenciales.

 Continúan los ensayos clínicos veterinarios controlados, que proporcionarán documentación estadística de la seguridad y eficacia de los AD-SC, así como comparaciones de diferentes protocolos para la administración.

 La utilización de AD-SC, con o sin concentrados de HDPRP, ha demostrado ser muy efectiva en varios miles de inyecciones en el uso preclínico y clínico por parte de médicos humanos y veterinarios en los EE. UU. Y en otros lugares.

Caballos

Los veterinarios han utilizado células madre mesenquimales autólogas derivadas de tejido adiposo para tratar lesiones en los tendones y ligamentos y enfermedades de las articulaciones en caballos de forma comercial desde 2003.4 Este procedimiento implica:

 Extracción de una muestra de grasa del animal.

 Muestra enviada a un laboratorio para el procesamiento de células madre / estroma.

 La muestra procesada se devuelve al veterinario tratante para su colocación directa o inyección en el tejido o articulación lesionado.

Los resultados exitosos de este tratamiento se han mostrado en caballos tratados de 2003 a 2008, con: 5-8

 77% volviendo al nivel anterior de desempeño.

 94% estable 1 año o más después del tratamiento para lesiones agudas y crónicas del ligamento suspensorio

 57% con lesiones articulares que regresan al nivel de desempeño previo.

No se informaron eventos adversos sistémicos y menos del 0,5% tuvo reacciones tisulares locales.

Animales de compañía

En 2007, esta tecnología se puso a disposición de los veterinarios de pequeños animales para perros y gatos, con más de 1000 casos de tejido conjuntivo y reparación de articulaciones registrados hasta 2009,9 y una tasa de éxito superior al 80% en ensayos clínicos en caninos controlados con placebo. .10

Recientemente se han puesto a disposición kits de procedimientos de células madre en el consultorio, lo que permite el tratamiento en la clínica o en la granja, según las especies de animales que reciban terapia.

 La totipotencia es la capacidad de una sola célula para dividir y producir todas las células diferenciadas en un organismo, incluidos los tejidos extraembrionarios.

 La pluripotencia se refiere a una célula madre que tiene el potencial de diferenciarse en cualquiera de las 3 capas germinales:

 Endodermo (revestimiento interno del estómago, tracto gastrointestinal, pulmones)

 Mesodermo (músculo, hueso, sangre, urogenital)

 Ectoderm (tejidos epidérmicos, sistema nervioso).

 La multipotencia se refiere a las células que conservan la capacidad de diferenciarse en una variedad de fenotipos celulares derivados de una capa germinal.

Fuente

Células Madre mesenquimatosas endometriales aisladas de la lesión menstrual reparada con epirubicina en las células de la granulosa ovárica humana mediante la inhibición de la expresión de Gadd45b en la vía del ciclo celular

Para explorar el efecto de las células madre mesenquimáticas aisladas de la sangre menstrual (MB-MSC) sobre el daño inducido por epirubicina a las células de la granulosa ovárica (GCs) humana y sus mecanismos potenciales.

Métodos

Los niveles de estradiol, progesterona, hormona anti-Mülleriana, inhibina A e inhibina B se determinaron utilizando un ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas. La proliferación de GC se detectó mediante los ensayos del kit de recuento de células 8. La distribución del ciclo celular se detectó mediante tinción única con yoduro de propidio. La apoptosis de GCs se determinó utilizando la tinción doble con anexina V y 7-AAD. Los genes expresados ​​diferencialmente de GCs se analizaron con el chip genético Affymetrix Human Transcriptome Array 2.0 y se verificaron con análisis de transferencia Western.

Resultados

La epirrubicina inhibió la secreción de estradiol, progesterona, hormona anti-Mülleriana, inhibina A e inhibina B y la proliferación de GCs; arrestado estos GC en la fase G2 / M; y promovió la apoptosis de los GC. Sin embargo, los MB-MSC repararon el daño inducido por epirubicina a los GC. Los genes expresados ​​diferencialmente de GCs, Gadd45b, CyclinB1 y CDC2, se encontraron mediante análisis de microarrays y bioinformática. Western blot mostró que la epirubicina incrementaba la expresión de la proteína Gadd45b y la expresión de las proteínas CyclinB1 y CDC2, mientras que las MB-MSC regulaban la expresión de la proteína Gadd45b y la expresión de la proteína CyclinB1 y CDC2.

Conclusiones

Los MB-MSC repararon el daño inducido por epirubicina a los GCs, que podría estar relacionado con la inhibición de la expresión de la proteína Gadd45b.

Fondo

La epirubicina se ha convertido en el tratamiento de primera línea para una variedad de cánceres, como el cáncer de mama, la leucemia y el linfoma, debido a su actividad anticancerígena de amplio espectro, alta especificidad y baja toxicidad cardíaca. La administración a largo plazo de altas dosis de quimioterapia puede causar daño ovárico en pacientes en edad fértil, lo que resulta en una reducción de la función ovárica, la amenorrea y, finalmente, la insuficiencia ovárica prematura (FOP). Se informó que aproximadamente el 68% de los sobrevivientes de cáncer de mama que recibieron quimioterapia se quejaron de más síntomas físicos y menopáusicos que sus homólogos sanos, y algunos pacientes incluso tuvieron una reserva ovárica y un potencial reproductivo reducidos [1]. La FOP inducida por quimioterapia no solo tiene un efecto perjudicial sobre la función gonadal femenina, sino que también aumenta el riesgo de una variedad de enfermedades como las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis y los trastornos cognitivos [2, 3, 4, 5]. Estudios recientes han demostrado que la antraciclina, como la epirubicina, puede causar apoptosis de las células de la granulosa ovárica (GC) y daño folicular, lo que resulta en una reducción de la función ovárica y, finalmente, en el desarrollo de POF [6, 7]. Por lo tanto, se deben hacer intentos para prevenir o mejorar el daño ovárico inducido por la quimioterapia.

La terapia con células madre ha surgido como un tratamiento prometedor para reparar tejidos y funciones dañados [8, 9]. Se ha informado que el trasplante de células madre mesenquimales (MSC) aisladas de médula ósea, grasa o cordón umbilical puede inhibir la apoptosis de GC, mejorar la función ovárica y reparar el daño de la estructura ovárica en ratones a través de vías paracrinas [10, 11, 12] . Meng et al. [13] aislaron una población de células similares a MSC de la sangre menstrual (MB) de una mujer sana. Estos MB-MSC tienen un alto potencial proliferativo, un potencial de auto-renovación y un potencial de diferenciación múltiple, y también tienen muchas ventajas sobre las células madre derivadas de otras fuentes, como la facilidad de recolección, seguro y no invasivo, sin preocupaciones éticas ni autoinmunes. rechazo [14]. En este estudio, se aislaron MB-MSC de tres voluntarias sanas utilizando el método adherente, y se investigaron sus efectos sobre el daño inducido por epirubicina a los GC ováricos humanos, así como sus mecanismos potenciales.

Métodos

Aislamiento, cultivo e identificación de MB-MSC.

Este estudio fue aprobado por el comité de ética de la Universidad de Medicina de Tianjin y se obtuvo un consentimiento informado por escrito de cada donante. Las MB-MSC se aislaron e identificaron por adherencia como se describió anteriormente. Brevemente, se recolectó MB de tres hembras sanas de 25 a 35 años de edad, todas las cuales tenían ciclos menstruales normales sin enfermedades transmitidas, como hepatitis B, hepatitis C, sífilis y síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Fuente

Cómo el sistema inmunológico nos protege contra el cáncer intestinal.

Investigadores de Charité – Universitätsmedizin Berlin han descubierto un mecanismo de protección que es utilizado por el cuerpo para proteger a las células madre intestinales y evitar que se vuelvan cancerosas. Se encontró que el sistema inmunitario innato del cuerpo desempeña un papel fundamental en este sentido. Los investigadores pudieron demostrar que, en lugar de tener un papel puramente defensivo, el sistema inmunológico es crucial para mantener un cuerpo sano. El estudio ha sido publicado en la revista científica Nature.

Dentro de nuestras entrañas, hay una reunión de dos mundos. Es donde las células de nuestras paredes celulares intestinales se encuentran con materiales extraños, como bacterias, alimentos y los productos de degradación de la digestión. Ambos mundos, el de nuestros cuerpos y el del mundo exterior, están en contacto directo, intercambiando información continuamente. Este contacto directo es de crucial importancia para nuestros cuerpos, ya que muchos de los factores ambientales a los que

estamos expuestos (como ciertos tipos de bacterias o nutrientes esenciales) son beneficiosos o incluso vitales para nuestra salud. Sin embargo, el contacto con el medio ambiente también puede tener un impacto negativo en nuestros cuerpos. Ciertas sustancias extrañas, por ejemplo, pueden desencadenar cambios genéticos dentro de las células epiteliales que recubren nuestras paredes intestinales. La acumulación de este tipo de daño en el ADN, particularmente cuando ocurre dentro de las células madre epiteliales, puede conducir al cáncer de intestino.

Para prevenir esta progresión al cáncer, las células tienen la capacidad de reparar el daño del ADN. Cuando el daño es demasiado extenso, pueden cometer un ‘suicidio celular altruista’ (también conocido como apoptosis). Hasta ahora, los científicos habían asumido que las células madre desencadenaban este mecanismo de reparación de forma independiente. Sin embargo, el estudio (dirigido por el Prof. Dr. Andreas Diefenbach, Director del Instituto de Microbiología, Enfermedades Infecciosas e Inmunología de Charité, BIH-Profesor de Medicina de Precisión y Jefe del Grupo de Investigación de Inmunología de la Mucosa en el Centro de Investigación de Reumatismo Alemán) llega a diferentes conclusiones, a saber, que el sistema inmunológico es capaz de mejorar el mecanismo de reparación del ADN en las células madre dañadas, evitando así la progresión al cáncer intestinal.

Trabajando con otros investigadores, el Prof. Diefenbach y su equipo pudieron demostrar en un modelo de ratón que las células del sistema inmunitario innato son capaces de reconocer los factores ambientales genotóxicos presentes en el intestino. Entre estos se encuentran ciertos glucosinolatos, componentes naturales de las plantas que se encuentran comúnmente en muchos tipos de repollo. Una vez que las células del sistema inmunitario innato detectan glucosinolatos dañinos, envían interleucina 22, un tipo de mensajero celular. Esto, a su vez, permite que las células madre epiteliales detecten un daño potencial en el ADN antes y lo repare más rápido. “El sistema inmunológico actúa como un sensor que detecta componentes genotóxicos de los alimentos”, explica el Prof. Diefenbach. “Si se apaga este sensor, se produce un aumento significativo de los casos de cáncer intestinal”.

Para el inmunólogo, estos hallazgos no solo son evidencia de un sistema regulador previamente desconocido que es utilizado por el cuerpo para protegerse contra el cáncer de intestino. También es una evidencia del hecho de que las funciones del sistema inmunológico son mucho más complejas que las de un simple mecanismo de defensa contra patógenos. “El sistema inmunológico controla el crecimiento saludable y la función de diferentes órganos en el cuerpo”, explica el Prof. Diefenbach. A él y su equipo les gustaría utilizar estudios de investigación futuros para explorar la compleja interacción entre los componentes de los alimentos, la flora intestinal, la pared intestinal y el sistema inmunológico con mayor detalle. “Es aquí donde podemos encontrar la clave de por qué hay tantos trastornos inflamatorios”, dice el profesor Diefenbach.

Fuente

El descubrimiento apunta a una nueva e innovadora forma de tratar la distrofia muscular de Duchenne

Los investigadores han descubierto una nueva forma de tratar la pérdida de la función muscular causada por la distrofia muscular de Duchenne en modelos animales de la enfermedad. El equipo restauró la función de las células madre musculares que está alterada en la distrofia muscular de Duchenne, lo que resulta en una regeneración eficiente del músculo y previene la pérdida progresiva de la fuerza muscular característica de la enfermedad.

Investigadores en el Hospital Ottawa y en la Universidad de Ottawa descubrieron una nueva forma de tratar la pérdida de la función muscular causada por la distrofia muscular de Duchenne en modelos animales de la enfermedad. Como se informó en Cell Stem Cell, el equipo restauró la función de las células madre musculares que está alterada en la distofia muscular de Duchenne, lo que resulta en una regeneración eficiente del músculo y previene la pérdida progresiva de la fuerza muscular característica de la enfermedad.

“Este es un gran paso adelante en el desarrollo de un nuevo enfoque para el tratamiento de la distrofia muscular de Duchenne”, dijo el Dr. Michael Rudnicki, científico principal y Director del Programa de Medicina Regenerativa en el Hospital de Ottawa y profesor en la Universidad de Ottawa. “Pudimos preservar la fuerza muscular y la función que generalmente se pierden con el tiempo en esta enfermedad”.

La distrofia muscular de Duchenne es una enfermedad hereditaria que debilita los músculos y causa la muerte en la segunda o tercera década de la vida. Aproximadamente uno de cada 3,600 niños vive con esta condición y no hay cura.

El equipo del Dr. Rudnicki hizo previamente el descubrimiento de que la distrofia muscular de Duchenne afecta a las células madre musculares, no solo a las fibras musculares. Las células madre musculares son responsables de reparar las fibras musculares después de una lesión y el ejercicio. En las personas con distrofia muscular de Duchenne, sus células madre no producen suficientes células que se convertirán en células musculares. Esto se debe a que les falta una proteína llamada distrofina, que orienta adecuadamente la división celular necesaria para formar nuevas células musculares.

El equipo encontró que la activación de una proteína llamada receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR) podría restaurar esta vía y crear nuevas células musculares, sin la necesidad de distrofina.

Los investigadores insertaron un gen que producía un suministro constante de EGF en el músculo de un modelo de ratón de distrofia muscular de Duchenne antes de que comenzaran los síntomas de la enfermedad. Después de un mes, los ratones tratados tenían un 18 por ciento más de masa muscular y menos cicatrices musculares que los controles no tratados. Los ratones tratados también tenían un 30 por ciento más de fibras musculares, y los músculos generaron un 32 por ciento más de fuerza en comparación con los ratones no tratados. La función muscular fue restaurada a niveles casi normales.

Este estudio de prueba de concepto muestra que la vía de reparación muscular en la distrofia muscular de Duchenne es corregible. Sin embargo, EGF no sería un tratamiento práctico porque la proteína no puede viajar desde el torrente sanguíneo a los músculos. El siguiente paso de los investigadores es encontrar un medicamento de molécula pequeña que desencadene esta misma vía y se pueda administrar fácilmente a través del torrente sanguíneo. También observarán los efectos a largo plazo de desencadenar esta vía, ya que la terapia probablemente se tomará durante toda la vida.

“La distrofia muscular de Duchenne es compleja, y probablemente necesitaremos una combinación de tratamientos para abordar todos los aspectos de la enfermedad”, dijo el Dr. Rudnicki.

Fuente

Las neuronas derivadas de Células Madre detienen las convulsiones y mejoran la función cognitiva

Las personas con epilepsia intratable pueden algún día recibir un tratamiento.

Alrededor de 3.4 millones de estadounidenses, o el 1.2 por ciento de la población, tiene epilepsia activa. Aunque la mayoría responde a la medicación, entre el 20 y el 40 por ciento de los pacientes con epilepsia continúan teniendo convulsiones incluso después de probar múltiples medicamentos anticonvulsivos. Incluso cuando los medicamentos funcionan, las personas pueden desarrollar problemas cognitivos y de memoria y depresión, probablemente a partir de la combinación del trastorno convulsivo subyacente y los medicamentos para tratarla.

HISTORIA COMPLETA

Alrededor de 3.4 millones de estadounidenses, o el 1.2 por ciento de la población, tiene epilepsia activa. Aunque la mayoría responde a la medicación, entre el 20 y el 40 por ciento de los pacientes con epilepsia continúan teniendo convulsiones incluso después de probar múltiples medicamentos anticonvulsivos. Incluso cuando los medicamentos funcionan, las personas pueden desarrollar problemas cognitivos y de memoria y depresión, probablemente a partir de la combinación del trastorno convulsivo subyacente y los medicamentos para tratarla.

Un equipo dirigido por Ashok K. Shetty, PhD, profesor en el Departamento de Medicina Molecular y Celular de la Facultad de Medicina de Texas A&M, director asociado del Instituto de Medicina Regenerativa y científico investigador de la carrera de Veteranos de Olin E. Teague. El Centro Médico, parte del Sistema de Atención de Salud para Veteranos de Texas Central, está trabajando en un tratamiento mejor y permanente para la epilepsia. Sus resultados se publicaron esta semana en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS).

Las convulsiones se producen cuando las neuronas excitadoras en el cerebro se activan demasiado y las neuronas inhibitorias, que le dicen a las neuronas excitadoras que dejen de disparar, no son tan abundantes o no están funcionando a su nivel óptimo. El principal neurotransmisor inhibitorio en el cerebro se llama GABA, abreviatura de ácido gamma-aminobutírico.

Durante la última década, los científicos han aprendido a crear células madre pluripotentes inducidas a partir de células adultas comunes, como una célula de la piel. Estas células madre se pueden convencer para que se conviertan virtualmente en cualquier tipo de células en el cuerpo, incluidas las neuronas que usan GABA, llamadas interneuronas GABAérgicas.

“Lo que hicimos fue trasplantar células progenitoras GABAérgicas derivadas de células madre pluripotentes inducidas por el ser humano al hipocampo en un modelo animal de epilepsia temprana del lóbulo temporal”, dijo Shetty. El hipocampo es una región en el cerebro donde las convulsiones se originan en la epilepsia del lóbulo temporal, que también es importante para el aprendizaje, la memoria y el estado de ánimo. “Funcionó muy bien para suprimir las convulsiones e incluso mejorar la función cognitiva y del estado de ánimo en la fase crónica de la epilepsia”.

Pruebas posteriores mostraron que estas neuronas humanas trasplantadas formaban sinapsis, o conexiones, con las neuronas excitadoras del huésped. “También fueron positivos para GABA y otros marcadores de subclases especializadas de interneuronas inhibitorias, que era el objetivo”, dijo Shetty. “Otro aspecto fascinante de este estudio es que se descubrió que las neuronas GABAérgicas humanas trasplantadas estaban directamente involucradas en el control de las convulsiones, ya que el silenciamiento de las neuronas GABAérgicas trasplantadas dio lugar a un mayor número de convulsiones”.

“Esta publicación del Dr. Shetty y sus colegas es un gran paso adelante en el tratamiento de enfermedades cerebrales que de otra manera serían incurables”, dijo Darwin J. Prockop, MD, PhD, Presidente de Stearman en Medicina Genómica, director del Instituto de regeneración de Texas A&M Medicina y profesora en el Colegio de Medicina de Texas A&M. “Un aspecto importante del trabajo es que se pueden obtener las mismas células de un paciente”. Este tipo de proceso, llamado trasplante autólogo, es específico del paciente, lo que significa que no habría riesgo de rechazo de las nuevas neuronas y que la persona no necesitaría medicamentos contra el rechazo.

“Necesitaremos asegurarnos de que estamos haciendo más bien que daño”, dijo Shetty. “En el futuro, debemos asegurarnos de que todas las células trasplantadas se hayan convertido en neuronas, ya que la introducción de células madre pluripotentes indiferenciadas en el cuerpo podría causar tumores y otros problemas”.

El desarrollo de la epilepsia a menudo ocurre después de una lesión en la cabeza, por lo que el Departamento de Defensa está interesado en financiar el desarrollo de mejores opciones de tratamiento y prevención.

“Se requiere una gran cantidad de investigación antes de que los pacientes puedan ser tratados de manera segura”, dijo Prockop. “Pero esta publicación muestra una forma en la que los pacientes pueden ser tratados algún día con sus propias células por los efectos devastadores de la epilepsia, pero tal vez también otras enfermedades como el parkinsonismo y la enfermedad de Alzheimer”.

Shetty advirtió que estas pruebas eran intervenciones tempranas después de la lesión cerebral inicial inducida por el estado epiléptico, que es un estado de convulsiones continuas que duran más de cinco minutos en humanos. El siguiente paso es ver si los trasplantes similares funcionarían para los casos de epilepsia crónica, particularmente la epilepsia resistente a los medicamentos. “En la actualidad, no existe un tratamiento eficaz para la epilepsia farmacorresistente que acompaña a la depresión,

Fuente

Células Madre mesenquimales: papel vital en la reparación de órganos dañados

Resumen:

En los adultos, las células madre mesenquimales (MSC) se encuentran principalmente en la médula ósea y desempeñan un papel vital en la reparación de los órganos dañados. La transformación de un solo MSC en tejido complejo como el cartílago y el hueso comienza con su asociación con otros MSC para formar agrupaciones microscópicas a través de un proceso denominado condensación.

Historia Completa

En los adultos, las células madre mesenquimales (MSC) se encuentran principalmente en la médula ósea y desempeñan un papel vital en la reparación de los órganos dañados. La transformación de un solo MSC en tejido complejo como el cartílago y el hueso comienza con su asociación con otros MSC para formar agrupaciones microscópicas a través de un proceso denominado condensación. Si bien se sabe que esta etapa de condensación es importante para el desarrollo del esqueleto, no se comprende el papel exacto que desempeña en la formación de hueso y cartílago. Un equipo dirigido por el Prof. Dr. Prasad Shastri y la Dra. Melika Sarem, del Instituto de Química Macromolecular de la Universidad de Friburgo, presentan evidencia del control autónomo de la condrogénesis en las MSC. Estos hallazgos se publican en la revista Stem Cell Research & Therapy.

Descubrieron que reducir el número de células que participan en el proceso de condensación conduce a la activación de un programa de diferenciación intrínseca. Esto hace que las MSC se conviertan en células de cartílago, incluso en ausencia de factores de crecimiento condro-inductivos, independientemente de la edad y el sexo del donante. Sarem y Shastri identificaron además que dos proteínas de membrana celular, Caveolin-1 y N-Cadherin se regulan diferencialmente durante la etapa de condensación y funcionan como fuerzas interactivas como un Yin-Yang de diferenciación condrogénica. “El hecho de que necesitamos menos células para crear tejidos de mejor calidad es extremadamente emocionante, ya que abre nuevas vías para las terapias con células madre”, resume Sarem.

En colaboración con el Dr. Oliver Otto, en la Universidad de Greifswald, los investigadores de Freiburg demostraron que el potencial condrogénico de las MSC se correlaciona con la aparición de un fenotipo más rígido y un aumento en el tamaño celular. Sus hallazgos aluden a un paradigma de mecanobiología hasta ahora desconocido en la diferenciación de MSC. “Dado que las MSC extraídas de la médula ósea adulta son una población heterogénea de células y su capacidad para experimentar la diferenciación en cartílago o células óseas varía de donante a donante, nuestros hallazgos tienen implicaciones significativas para las estrategias basadas en MSC para la ingeniería de cartílago y tejido óseo”, explica Shastri.

Fuente

Tratamiento eficaz del trasplante de Células Madre en pacientes con EMRR

Un estudio prospectivo reciente de fase 2 trató de investigar el trasplante autólogo de Células Madre hematopoyéticas como una intervención terapéutica en la esclerosis múltiple (EM).

El ensayo se diseñó como un estudio de fase 2 en un solo centro de AHSCT en pacientes con remisión recurrente activa (EMRR) y EM de progresión secundaria para evaluar la eficacia y seguridad del tratamiento. AHSCT se ha identificado en investigaciones anteriores como capaces de suprimir el tiempo clínico y la inflamación, así como la discapacidad inversa en pacientes con EMRR y EM progresiva potencialmente secundaria.

El AHSCT se realiza mediante la recolección de las células madre hematopoyéticas de los pacientes y su reinfusión después de usar una dosis alta de quimioterapia para destruir las células inmunitarias que reaccionan contra el sistema nervioso. El objetivo es recrear un sistema inmunitario tolerante en pacientes con EM.

El ensayo incluyó a 35 pacientes, de los cuales 20 fueron diagnosticados con EMRR y 15 con EM progresiva secundaria. La mayoría de los pacientes (69%) se sometieron a un tratamiento previo de al menos 4 o más terapias para modificar la enfermedad, pero finalmente tuvieron una recaída.

En promedio, los pacientes recibieron una mediana de 7,41 millones de células madre hematopoyéticas por kg de peso corporal y fueron seguidos durante una mediana de 36 meses. Antes de AHSCT, a los pacientes se les administró una combinación de quimioterapia (carmustina, etopósido, citarabina, melfalán), BEAM, administrada en el torrente sanguíneo para destruir el sistema inmunológico antes del trasplante.

El punto final primario se midió como supervivencia libre de eventos (SSE). A la mediana de seguimiento de 36 meses, la SSC fue del 60%. Los pacientes con EMRR demostraron una respuesta particular a la terapia con SSC del 90% durante el primer año y del 70% durante los siguientes 2 años. Además, también se encontró que los pacientes con EMRR tenían una supervivencia sin recaída del 97% al año y del 90% a los 2 y 3 años.

En general, las puntuaciones en la Escala de estado de discapacidad expandida (EDSS), que evalúa la gravedad de la EM, mostraron una disminución significativa sostenida, en particular para los pacientes con EMRR. La mediana de la puntuación EDSS fue 6 (rango, 2-7).

“En conclusión, este estudio proporciona evidencia adicional de que el AHSCT que usa el acondicionamiento BEAM es una terapia altamente eficaz para pacientes con EM, incluso después de fallar en múltiples terapias”. Sin embargo, debido a los resultados más beneficiosos observados en pacientes con EMRR, los investigadores modificaron el ensayo clínico Criterios para incluir solo pacientes con EMRR.

Fuente

El tratamiento con células madre para las lesiones del manguito rotador obtiene la aprobación de seguridad de la FDA: los investigadores en Dakota del Norte, Dakota del Sur, lideran el proyecto.

KEVIN WALLEVAND REPORTS: el estudio de tratamiento con células madre dirigido por Sanford avanza a la siguiente fase Volumen 90%

 – Después de un estudio de un año, la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó la seguridad de un proyecto de tratamiento de células madre en curso que Sanford Health en Fargo y Sioux Falls están liderando.

Es un avance médico que podría eventualmente cambiar la vida de millones de personas con problemas de desgarro parcial del manguito rotador, una condición que afecta los músculos y los tendones que rodean la articulación del hombro. Los desarrolladores del tratamiento dicen que es una de las discapacidades ortopédicas más comunes en los Estados Unidos y otros países desarrollados.

Después de pasar la fase de prueba de seguridad en diciembre de 2018, se agregarán más pacientes de las Dakotas a la siguiente fase del estudio, que si se aprueba otorgará la aprobación de la FDA para comercializar el tratamiento.

El tratamiento utiliza la liposucción para eliminar el tejido adiposo del vientre, lo trata con una enzima especial y luego aísla las células madre de la grasa. Estas células madre se denominan células regenerativas derivadas de tejido adiposo.

Luego se inyectan las células para ayudar a reparar las lesiones parcialmente rotas del manguito rotador que afectan a más de un millón de personas en todo el país cada año.

Después de un año de estudio, los resultados parecen prometedores, pero un cirujano que trata las lesiones del manguito rotador dijo que el tratamiento no será una solución completa para todas las lesiones.

“No he visto ninguna evidencia en ningún lugar de que las células madre puedan superar una mala mecánica”, dijo el Dr. Mark Lundeen, un cirujano ortopédico de Sanford Health en Fargo. “Lo que les digo a mis colegas es que estoy emocionado de tener otra herramienta en la caja de herramientas, no es la varita mágica para arreglar todo”.

Uno de los pacientes incluidos en el estudio dijo que las inyecciones de células madre llevaron al recrecimiento de un tendón dañado. Otros pacientes informaron que el tratamiento con células madre significaba más rango de movimiento y menos dolor.

El Dr. Lundeen dijo que uno de los mayores beneficios identificados por los investigadores durante el estudio fue la reducción de la inflamación.

Dieciocho pacientes de Fargo y Sioux Falls participaron en el estudio, en asociación con InGeneron, una empresa privada de biotecnología con sede en Houston que se centra en la medicina regenerativa.

La siguiente fase del proceso de aprobación de la FDA es un estudio fundamental, un ensayo que determina si se puede comercializar o no un tratamiento.

Comenzando pronto, incluirá 200 pacientes, y los resultados podrían conducir a que más personas recurran al tratamiento con células madre en lugar de a la cirugía.

Sanford Health también está trabajando con investigadores en un estudio a nivel nacional que se centrará en el tratamiento con células madre y las rodillas.

Se espera que el estudio del tratamiento con células madre del manguito rotador de Sanford se complete a fines de 2020, según los registros de ensayos clínicos de la Biblioteca de Medicina de los EE. UU.

Por Kevin Wallevand / Forum News Service.

Fuente

Ultimos avances en investigaciones con Células Madre

Uno de los campos más innovadores de las últimas investigaciones en medicina es la posible aplicación de células madre para crear tejidos que se puedan utilizar en tratamientos médicos e intervenciones quirúrgicas. Pero hasta ahora los científicos no habían logrado la transformación en tejidos de las células madre.

Ahora esto podría cambiar con la ayuda de un nuevo avance tecnológico desarrollado por la empresa Cartilix cuyo equipo de investigación ha creado un sistema que permite que materiales polímeros dirijan el crecimiento y desarrollo de las células madre, actuando como un andamio.

Según el artículo publicado en la revista, los científicos están desarrollando unos geles poliméricos que se implantarían dentro de las articulaciones de pacientes con artritis actuando como andamios sobre los cuales las células madre de la medula ósea del paciente formarían un nuevo cartílago. Las células madre saldrían de la sangre que suele entrar en la zona de la articulación durante el proceso de implantación. Una vez formado el nuevo tejido, el polímero se biodegradaría. El objetivo es que este avance en el tratamiento de personas con artritis permita que los pacientes “recuperen su propio cartílago” y evitan la implantación de un prótesis mediante cirugía, según el consejero delgado de Cartilix.

Las células madre necesitan recibir ayuda, o “pistas”, de su entorno – incluyendo factores de crecimiento secretados por otras células y fuerzas mecánicas de atracción – para transformarse en células más maduras y tejidos. Los andamios podrían aportarles este ayuda, según Jennifer Elisseeff, profesora de biomedicina e ingeniería de la John Hopkins y miembro del grupo de científicos que han fundado Cartilix. “Con la ayuda de estos andamios pretendemos imitar lo que las células suelen ver en el cuerpo”. En este sentido los geles poliméricos tendrán factores de crecimiento que fomentan el desarrollo del tipo de cartílago requerido.

Según el artículo, estamos a muchos años de aplicar tratamientos basados en células madre, pero este último avance científico puede ofrecer una clave para futuras investigaciones por esta vía.

Fuente