Regeneración con células madre no es ciencia ficción

Ayudan en los tratamientos de enfermedades crónico-degenerativas, enfermedades autoinmunes, infertilidad, neurológicas y tratamientos anti-edad.

Aunque parezca un tema de “Ciencia Ficción”, el uso de células madre es una realidad, las cuales ayudan en los tratamientos de enfermedades crónico-degenerativas, enfermedades autoinmunes, infertilidad, neurológicas y tratamientos anti-edad, aseguró el médico cirujano, Gerardo López Ojeda, experto en Medicina Regenerativa.

“Esto no es una ocurrencia que se hizo, la Medicina Regenerativa viene siendo una rama de la investigación trasnacional, lo que viene siendo la ingeniería de tejidos, se parece mucho a ciencia ficción, ¿cómo es posible que se regenere o que se fabrique un tejido?,  hoy en día a nivel mundial  hay laboratorios donde se fabrican o se generan ese tipo de tejidos, y de ese tipo de investigación y de la medicina molecular, y todo ese tipo de esas ramas, se desgaja la Medicina Regenerativa”, dijo.

El especialista en el tema detalló que las Células Madre promueven la circulación sanguínea y de oxígeno hacia el cerebro, mejorando la perfusión, así como el reemplazo de neuronas dañadas y la formación de nuevos vasos.

“En la actualidad viene siendo una opción terapéutica bastante interesante para tratar las enfermedades que en el día a día, o  las enfermedades del siglo como la llamamos, que vienen siendo la diabetes, hipertensión, enfermedades autoinmunes como artritis,   ha generado cambios   son células que se encuentran en nuestro organismo responden de una forma, vamos a decir limitada”, señaló.

Explicó que de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hoy en día se realizan más de 119.000 trasplantes cada año en todo el mundo, de los cuales, unos 2.000 corresponden a células madre.

“Bueno nosotros de donde extraemos, y curiosamente la mayor reserva de células madres que tenemos es el panículo adiposo, o sea, que esta grasita que tenemos en la pancita, es una buena reserva  de células, son 50 o 100 mililitros dependiendo del tipo de lesión que tratemos, se  trata, se procesa y se infunde vía intravenosa, se separa la célula de la grasa. ¿Por qué de la grasa? Porque la parte de la grasa tenemos muchísimos vasos, hay muchísima circulación, y entonces las células madre están ahí, atentas a cualquier lesión, entonces lo que hacemos nosotros es separarlas de ahí y las infundimos vía intravenosa”, indicó.

De ese total de pacientes trasplantados, un 72 % fue por diagnóstico de leucemia, 11% por anemia aplásica, 1,2 % por inmunodeficiencias congénitas y el resto por linfomas u otras enfermedades.

“Y lo que hacemos básicamente es: 1.-Mejorar sus condiciones de salud, lo siguiente y lo que siempre me esmero es que el paciente, las complicaciones tardías o inclusive tempranas en el paciente, no se presenten y si se presentan poder apoyarles con las células, por ejemplo la retinopatía diabética, la lesión micro vascular que genera el pie diabético, como es un proceso inflamatorio y una de las propiedades de las células al difundirlas es encontrar el tipo de lesión crónico y aguda, y mejorar las condiciones del entorno”, precisó.

El médico cirujano, Gerardo López Ojeda, experto en Medicina Regenerativa, añadió que el trasplante de Células Madre cobra importancia porque, en muchas ocasiones, sólo puede realizarse entre familiares compatibles y de acuerdo con la OMS, únicamente el 30 % de los pacientes tienen compatibilidad. Mientras que, si no hay nexos familiares, sólo una persona entre medio millón puede ser compatible con otra.

Fuente